viernes, 22 de abril de 2011

Bodas de madera

Fuerte y duradero como el roble que crece en los bosques mediterráneos.

Flexible como el álamo que se dobla con el viento, pero no se parte y cada primavera renace con mil brotes nuevos.

Lleno de matices como un arce, que adorna sus ramas con hojas que van desde el rojo fuego al verde hierba.

Curativo como el sándalo, que sana las heridas del alma y del cuerpo.

Deseado como el cedro del líbano, presente reservado a los reyes de occidente.

Protector como un fresno, a cuya sombra resguardarnos, de las inclemencias de la vida.

Mágico, como el muérdago, que vive en las alturas, y es la materia prima de los druidas.

Fragante como el azahar de los naranjos, que me evocan las mil y una noches que pasar a tu lado.

Como la Sabina, que crece en los alpes y el desierto, que pervive más de mil años, que es incorruptible, el árbol que crece en las rocas, que resiste a la nive y al viento, que crece orgullosa donde otros fracasan. El árbol siempre verde.

Así es el amor que nos une.
Cinco años han transcurrido desde aquel feliz 22 de abril de 2006.



Nota: mirad la referencia de aniversarios de boda en wikipedia....

4 comentarios:

Princesaa dijo...

Felicidades preciosa por esos cinco años, voy a mirar que bodas son a los 21 años.
Un beso

Princesaa dijo...

Le he mirado, la mía es PLUMA.
Un beso

Drizzle Eversmile dijo...

Muchas felicidades a ti tambien.

Sr.Vadil dijo...

Amada Drizzle, han sido cinco maravillosos años y estoy seguro de que serán muchos más, porque cada día a tu lado es un día que ha merecido la pena vivir. Soy muy afortunado, y este aniversario más que ningún otro, toco madera para que esa fortuna me siga acompañando hasta el fin de mis días.

Te amo, vida mía.