lunes, 26 de septiembre de 2011

Me quito el sombrero

Me quito el sombrero ante todos aquellos que sufren pena y miseria y sin embargo afrontan cada día con una sonrisa.
Aquellos que ante el dolor se crecen y son el consuelo de otros.
Aquellos a los que la vida ha vapuleado en el cuerpo y en el alma y en lugar de responder con golpes lo hacen con caricias.
Aquellos a los que la fortuna nunca acompañó a aquellos que su estrella nunca brilló en el firmamento, pero sin embargo iluminan las vidas de cuantos se acercan a ellos.
Mi reconocimiento a aquellos que no se hunden ante el sufrimiento sino que se crecen y maduran y llegan a ser mejores personas si es posible.
Un ejemplo para los tuvimos la tentación de pensar que porque haya nubes nunca más brillaría el sol.

1 comentario:

Princesaa dijo...

Tienes toda la razón, hay que quitarse el sombrero por todas esas personas valientes.

Un beso