lunes, 10 de octubre de 2011

Parques y jardines

El domingo fue uno de esos días en los que te levantas sin prisa y en ese estado de relax y ausencia de obligaciones, te recreas en la contemplación de tu propia vida y haces un repaso de tu pasado, presente y futuro.

La vida se puede tomar de muchas formas, y yo tengo la mala costumbre de hacerlo con prisa, con estres y casi con angustia, pero me vanaglorio de haber sido capaz en contadas ocasiones de ser yo quien marcara el "tempo" de los acontecimientos.

Pues bien, esa mañana de domingo pensé muchas cosas y miré con otros ojos mi vida.

Me decidí a disfrutar del camino, a pasear viendo el paisaje, recogiendo flores y deleitándome en todo lo que me rodea, en lugar de correr para llegar a la meta.

Decidí cambiar la ponderación de unas cuantas cosas y dar prioridad a lo que realmente importa.

Un buen día te levantas y sin saber cómo, una idea o un sentimiento se abre paso en tu alma y en tu mente y decides que te quedan muchas cosas por hacer y que ha llegado el momento de hacerlas.

Cosas que en algún momento te hicieron sentir aprensión, cosas que te hacen dudar, cosas que te obligan a cambiar tus parámetros y que pueden llegar a poner tu vida patas arriba.....pero por algún motivo te decides a meterte en esos parques y a sembrar esos jardines.

Ayer, después de haber pasado tiempo macerando la idea en mi cabeza me decidí a sembrar jardines, ¿quién sabe si llegaré a ser jardinera? pero creo que me compensarán las flores más allá de las espinas.

2 comentarios:

Sr.Vadil dijo...

Estoy seguro de que serías una gran jardinera. No hay más que ver el cariño que le pones a todo lo que haces. Yo compartiré contigo perfumes y espinas.

Te quiero.

Un beso,

Sr.Vadil.

Princesaa dijo...

Yo también estoy segura de que todo lo que te propongas hacer lo harás con mucho gusto, eres una de las personas con mas sensibilidad que he visto jamas.
Un beso preciosa