jueves, 27 de octubre de 2011

Otoño

Hay muchas personas a las que el cambio de estación les deprime.
El otoño suele ser el menos querido entre las estaciones, sin embargo para mi tiene un encanto especial. Tal vez porque nací al empezar el otoño, pero sobre todo es por lo que me inspira.
Hoy es un típico día de otoño...llueve, hace viento, las nubes van y vienen y no apetece sino estar en casa, tras los cristales viendo las hojas caer junto a las gotas de agua.
El otoño huele a tierra mojada y a plantas agradecidas.
El otoño es la nostalgia de las vacaciones y el tamiz que quita el brillo refulgente del verano.
Es salir al campo y sentir que revive con cada gota, es el viento en los pinos que los agita y sacude las gotas de agua y resina, las nubes que ocultan las montañas en el horizonte mientras avanza la tormenta.
El otoño es volver a cubrirse, a sentir la lana en el cuerpo y las plumas en las mantas.
Es tener frío al acostarse y buscar refugio entre las sábanas.
Son las castañas asadas, el frío en la cara, la leña en la chimenea....es una taza de caldo caliente, es cambiar la paleta de colores.
El otoño es el inicio de un nuevo año para mi, porque por mucho que pase el tiempo, al igual que cuando era una niña los años empiezan a finales de septiembre y terminan en junio.
Bienvenido sea este primer día de otoño, aunque llega un mes tarde respecto al calendario.....

1 comentario:

Princesaa dijo...

La verdad es que todas las estaciones del año tienen su puntito, personalmente prefiero el verano, pero todas tienen su encanto.

Un beso preciosa y gracias por pasarte por mi rinconcito