viernes, 23 de diciembre de 2011

Felices Fiestas

Llevo mucho tiempo sin escribir. Parece que los cambios de estación me motivan porque leyendo mi anterior entrada fue un homenaje al otoño.
Hay veces que tienes tanto en qué pensar que te cuesta escribir, casi tanto como cuando nada te inspira.
Hoy sólo quiero evocar cosas bonitas, sensaciones más que sentimientos, porque tengo tanto que sentir, que me colapso.
Podríamos llamar a esta entrada Destellos.

Destellos de luces que iluminan los árboles de las calles.
Brillantes cadenetas de espumillón enredadas en abetos.
Bolas doradas y rojas que oscilan en las ramas.
Llamas que juegan entre los leños dándonos luz y calor.
Bombillas de colores por doquier que cambian, se encienden y se apagan.
Estrellas que titilan en el cielo y brillan iluminando la oscura noche.
Copos de nieve como diamantes que cubren la ciudad como cientos de armiños.
Copas de champagne con burbujas doradas.
Campanas de oro y de plata que bailan al son de voces corales.
Gotas de rocío en las hojas al amanecer a las que los rayos de sol arrancan destellos mientras se disipa la niebla.
Quiero vestirme de verde, de rojo, con terciopelo y con lana.
Sentir el calor en el alma y en el cuerpo.
Cerrar la puerta a las cosas tristes y descubrir un paisaje nuevo.
Mirar al cielo sin ver nubes, sentir mi alma en paz para regocijarse en su buena estrella.
En mi cabeza hay destellos, porque se acerca la luz y estoy deseando que llegue y lo ilumine todo.
Feliz Navidad y Feliz 2012

1 comentario:

Princesaa dijo...

Feliz Navidad preciosa y espero que no tardes tanto en volver a escribir que se te echa de menos.

Un beso